martes, 23 de marzo de 2010

Grabado de una niña de cuarto grado

Dibujar, pintar o expresarse tal como uno siente sin mentiras, sin maquillajes es tal vez una virtud que tienen solo los niños.
Este grabado que resulta muy natural, con mucho movimiento y al mismo tiempo con equilibrio fue hecho por una niña de cuarto grado (9 años).
En Japón los alumnos del cuarto grado tienen que comprarse un juego de gubias
para hacer grabado en madera en las clases de arte.
Además de otros trabajos generalmente realizan al año un grabado de tamaño bastante grande.
Es muy interesante ver como va cambiando el carácter de los trabajos de un mismo alumno
desde cuarto a sexto grado de acuerdo al gusto y a la influencia del maestro.
Con los años el ser humano va adquiriendo conocimientos y experiencias pero creo que
vamos perdiendo la naturalidad y la espontaneidad que tienen los niños.

Me gustaría, pero seguramente ya no podría hacer un grabado como el de esta niña.

Dedico esta entrada a todos los pequeños artistas.

Grabado en madera (Monocopia)

de una niña de 9 años (31 x 43 cm)


1 comentario:

  1. espectacular. meencanta ya que es medio complicado trabajar con gubias y fibrofacil esta niña un talento que mas adelante lo va a disfrutar
    saludos

    ResponderEliminar