jueves, 30 de diciembre de 2010

Otoshidama - Regalo de año nuevo para los niños

En Japón la fiesta de Navidad no es tan importante como la fiesta de año nuevo , debido a que la mayoría de la población practica la religión budista.
En año nuevo la gente que ha salido a trabajar en las grandes ciudades normalmente vuelve a su casa para pasar la fiesta con familiares y amigos.
Los chicos tienen en esta época casi dos semanas de vacaciones de invierno.
En la canción infantil Oshogatsu que he subido al blog hace unos días, los niños expresan sus deseos de que llegue pronto el año nuevo para poder jugar al trompo, al barrilete, al badminton, al temari (juego de pelotas para las niñas), a las cartas, etc. Pero otro de los motivos por el cual esperan ansiosos la llegada del año nuevo es el "Otoshidama" o regalo de año nuevo que reciben los niños de los abuelos, padres, tíos o parientes.
En muchos países occidentales se hace intercambio de regalos en navidad o los niños reciben regalos en Noche Buena de Santa Claus, Papá Noel. En los países latinoamericanos y supongo en algunos países europeos el día 6 de Enero también reciben regalos de los Reyes Magos.
Parece que esta tradición de intercambiar, entregar o recibir regalos tiene origen religioso y el "Otoshidama" de Japón también tiene sus orígenes en la tradición del sintoismo.
Tradición por la cual la gente mayor de edad o con poder distribuía a los demás el regalo (espíritu) del Dios.
En un principio ese espíritu de Dios estaba contenido en una piedra circular blanca. De manera que se colocaba esa piedra en la entrada de las casas. Con el tiempo la piedra fue reemplazada por el "Mochi" (masa de arroz también de forma circular).
Actualmente el "Otoshidama" consiste por lo general en un regalo de dinero. O sea que con el correr del tiempo ha ido cambiando el regalo o el medio de representación el espíritu de Dios pero aún se mantiene la tradición de que ese regalo siempre es entregado de las personas mayores a los más pequeños.
En los sobres de la foto de abajo (Otoshidama bukuro) se introduce el dinero para regalar a los niños.

"Otshidama bukuro" sobres para introducir el dinero regalo.

Una ilustración que he encontrado en la web de niños remontando barrilete.

Un niño japonés con hakama jugando al trompo.
Actualmente es muy difícil ver a un niño vestido con este traje típico.

martes, 28 de diciembre de 2010

Canción infantil - Oshogatsu (Año nuevo)

Interpretada por el Coro de Niños Wakakusa Jido Gasshodan.
Oshogatsu o año nuevo es una cación infantil muy popular en Japón.
La letra pertenece a Kume Higashi y la música es del conocido compositor
Rentaro Taki (1879 - 1903).

Letra de la canción

Mou ikutsu neru to oshogatsu
Oshogatsu ni wa tako agete
koma wo mawashite asobimasho
Hayaku koi koi oshogatsu.
Mou ikutsu neru to oshogatsu
Oshogatsu ni wa mari tsuite
oibane tsuite asobimasho
Hayaku koi koi oshogatsu.
(Se repite ambas estrofas)
Mi interpretación de la canción
Unos días más y será año nuevo
Jugaremos al trompo y remontando barriletes...
Espero que venga pronto
muy pronto el año nuevo !!
Unos días más y será año nuevo
Jugaremos a la pelota, al bádminton....
Cómo quiero que venga pronto
muy pronto el año nuevo !!.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Navidad 2010

Augurios de felicidad para las fiestas de Navidad y Año Nuevo

sábado, 18 de diciembre de 2010

Koyo en los montes Hiei y en el Templo Enryaku-ji

Templo Enryaku-ji























Pagoda del Templo Enryaku-ji


























domingo, 12 de diciembre de 2010

Temari

El temari era antiguamente un juguete de los niños japoneses. En especial un juguete para que las niñas disfruten jugando durante la fiesta de año nuevo.

Como es posible ver en las fotos, algunas son pelotas bordadas con hilos o cintas de brillantes colores. Otras tienen aplicaciones de tejidos sobre una base de hilo de un color contrastante.

En tiempos en que aún no se conocían la goma ni el plástico el temari era algo muy rústico como todo juguete casero. Se preparaba una pelota del material disponible (papel, tela, madera etc) y se enollaba con hilo o cordel para compactar la forma y darle mayor durabilidad.
A fines del siglo XVI se empezó a aplicar a esa forma básica, algodón de un vegetal llamado Zenmai con el cual se obtenía cierta elasticidad. Para decorar estas pelotas con el tiempo se empezaron a enrollar hilos de bellos y vivos colores. Figuras geométicas, flores y el juego de colores conseguido con la distinta posición de los hilos son los motivos decorativos más empleados.

Para mediados del Período Meiji había bajado considerablemente el precio de la goma. Entonces se fabricaban en grandes cantidades pelotas de dicho material, livianas con mucha elasticidad y poder de rebote que se convirtió muy pronto en uno de los juguetes más apreciados por los niños.

En la actualidad el temari ya no es considerado un juguete sino un pieza artesanal decorativa.



































Hilos y bordados con cintas.






















































el motivo de este temari negro es el hanabi (juegos artificiales del verano)


















Postales de otoño




jueves, 9 de diciembre de 2010

domingo, 28 de noviembre de 2010